fbpx

Amplía tu perspectiva

Cuando llevamos bastante tiempo dedicados a un solo ámbito, ya sea de manera profesional o personal podemos caer en la zona de comodidad y no ver más allá de nuestro sector.

Una vez que progresamos dentro de este, que nos sentimos cómodos y vemos que lo estamos dominando, desarrollamos hábitos, formas de trabajar y en general diseñamos una rutina para hacer ese trabajo de la manera más eficiente.

Ahora bien, el problema aquí es que lo fácil es quedarse dentro de esa área, dentro de esa rutina, que para muchos profesionales puede ser 1,5, 10 o 30 años.

Lo que realmente cuesta es salir de ahí, y hacer cosas diferentes, salir de esa rutina en la que estás cómodo, en la que estás en un sitio que dominas, para ver otras cosas.

Ahí es donde se produce no solo el crecimiento personal, sino el tema que nos ocupa hoy que es coger una perspectiva más amplia.

Además, es la fuente de la innovación, ya que si eres un experto en un tema concreto, y te sumerges en otro sector completamente distinto, o simplemente parecido, automáticamente se expanderá tu conocimiento, y podrás empezar a combinar ambas disciplinas.

Para coger esta perspectiva diferente es esencial salir de tu sector y que hagas algo distinto, aunque luego vuelvas, no tiene porqué ser un cambio definitivo, simplemente el hecho de salir y hacer algo nuevo te va a dar una perspectiva diferente sobre tu sector que no podrías haber conseguido de otra manera.

Con una perspectiva diferente, ahora ya puedes volver a tu rutina habitual, y esto te proporcionará más herramientas de las que tenías antes, verás cosas que antes no veías y será más probable que realices cosas innovadoras.

En definitiva, solo puedes mejorar tu rendimiento.

¿Qué podemos hacer para «romper el patrón» y salir de nuestra zona de confort?

Podrías realizar las siguientes cosas:

  • Realizar formaciones, especialmente de High Ticket (+1.000€) sobre algo que no sea específicamente lo tuyo.
  • No hacer nada, sí, esto también es salir de la zona de confort, simplemente parar, y no hacer nada durante unos días o semanas te dará una perspectiva distinta.
  • Realizar actividades distintas a lo que haces habitualmente.
  • Rodearte de gente diferente a la que te sueles rodear.

Con estas acciones, vas a poder salir de tu «zona de confort», para luego volver con nuevas ideas/herramientas y en definitiva, tu desempeño solo puede mejorar.

¿La parte negativa? Que no es fácil, somos animales de costumbres, y todo lo que sea romper rutinas es muy complicado.

¿Estás dispuesto a pagar el precio?

sobre mi

Soy Michel Miró, apasionado del mundo startup. Me dedico a crear proyectos mediante SEO y compartir con otros emprendedores mi aprendizaje.

Deja un comentario