fbpx

Los dos principales riesgos de tu idea de negocio

Cuando creamos una nueva solución para una necesidad existente, en forma de producto o servicio, podemos decir que hay todo tipo de riesgos que corremos, pero estos los podemos resumir en dos grupos:

  • Riesgos derivados de la idea de negocio
  • Riesgos derivados de la ejecución

Podemos decir que a grandes rasgos estos dos son los principales culpables de que una solución no se quede en el mercado, vamos a verlos con más detenimiento:

Riesgos derivados de la idea de negocio

La famosa «idea» de negocio, es importante tener una buena idea para construir una solución a un problema existente, pero ahora bien, las ideas son hipótesis, y por definición no están validadas, es decir, es una suposición que hace una determinada persona acerca de cómo respondería el consumidor ante una determinada solución.

Podemos decir que hay ideas que son más «fáciles» de ver como por ejemplo una plataforma de streaming de películas, la digitalización de muchos sectores o el acortamiento de los plazos de entrega y la logística en ecommerce, y hay ideas que son más «difíciles» de ver como una solución blockchain para el control alimentario o un taxi volador por ejemplo.

Pero esto es solo el principio, una vez tenemos la hipótesis de cómo funcionaría el mercado (idea) necesitamos validarla, necesitamos ver si realmente esto es cierto, esto lo veremos más en profundidad en otro post, de momento quedémonos en que necesitamos validar con el mercado esta solución.

Y por último con el feedback del mercado podremos ajustar esta idea, lo que técnicamente llamamos pivotar el modelo de negocio.

Bien, todos los riesgos desde la fase de ideación, de tener la primera idea hasta dar con el pivot definitivo, estaría englobado dentro de los riesgos de la idea.

Ahora vamos a ver los otros riegos:

Riesgos derivados de la ejecución

Si nunca has montado una empresa seguramente pensarás que la idea es lo principal, y si ya tienes experiencia dirás seguramente que es más importante la ejecución de esta.

Mi opinión es que ambas partes son importantes.

Una misma idea ejecutada por varios equipos dará resultado a empresas muy diferentes, aunque la base sea la misma, cada una tenderá a buscar el hueco en el mercado que mejor se adapte a cada una.

Por ejemplo ante la misma idea:

Vídeo en streaming desde casa.

Tenemos varias alternativas con diferentes estrategias:

  • Netflix tiene su principal vía de negocio en licenciar películas conocidas.
  • HBO tiene su principal vía de negocio en muy pocas super producciones.
  • Amazon Prime tiene su principal vía de negocio en series más pequeñas y exclusivas y en series muy conocidas.
  • Rakuten TV aboga por un modelo de compra de películas, es decir de pago único, películas que son de actualidad.
  • Filmin aboga por un modelo de cine de autor.
  • iTunes (Y ahora Youtube) se decanta por un modelo de pago único en el que oferta un gran catálogo de películas más clásicas.

Ante una misma idea vemos diferentes modelos de negocio.

Por tanto si hemos encontrado una idea que esté validada con el mercado lo único que nos queda es encontrar un modelo de negocio, este proceso englobaría todos los riesgos de ejecución.

Los dos principales riesgos

Por tanto pon foco por partes, primero céntrate en tener una idea de negocio validada, y luego podrás pasar a reducir los riesgos de la ejecución, ves poco a poco superando los riesgos para que tu solución se quede en el mercado.

También este esquema te puede servir para evaluar ideas de negocio, basta con preguntarte:

¿La idea está validada? ¿Cuántas probabilidades tiene de quedarse?

Y si es afirmativa la respuesta:

¿Podré llevar a cabo correctamente la ejecución con mis recursos?

Con estas dos preguntas estarás yendo a los principales riesgos que puede tener tu solución.

¿Conocías esta diferenciación?

sobre mi

Soy Michel Miró, apasionado del mundo startup. Me dedico a crear proyectos mediante SEO y compartir con otros emprendedores mi aprendizaje.

Deja un comentario