fbpx

El recorrido de tus clientes dentro de tu solución

La diferenciación de tu producto es importante, pero hoy vamos a ver un concepto que igual todavía no has explorado, este es la ruta o path que siguen tus clientes dentro de tu empresa.

Sobretodo cuando empiezas, puedes no tener el público demasiado definido, y que tengas varios perfiles de clientes, y es que al final es algo normal cuando lanzas tu solución, ahora bien, es importante cuanto antes ir definiendo de manera concreta el público al que te diriges, de manera concreta, de manera que vayas mejorando esta solución para que cada vez sea de más utilidad.

La ruta de tus clientes

Bien, pues lo que tienes que observar es la ruta que realizan estos clientes dentro de tu solución, por hacer una analogía:

Imaginemos que tienes un hotel con una panadería, habrán clientes que quieran esperarse a comprar el pan a 0,6€ y habrán otros clientes que se quieran reunir contigo en la suite para comprar 1.000 barras.

O por ejemplo si tenemos una herramienta online de contabilidad, algunos clientes querrán que les llevemos toda la contabilidad de su empresa, y podemos ofrecerles un servicio más personalizado, otros lo usarán menos y preferirán un plan de pago con menos funciones y más económico…

No siempre nuestro target está diferenciado por poder adquisitivo, ya que puede ser que estemos yendo a un nicho y aquí hayan públicos con todos los poderes adquisitivos.

¿Cómo puedes ofrecerles/ayudarles más?

Lo que tienes que fijarte es en el recorrido que hacen dentro de tu producto, agrupar clientes similares e identificar cómo puedes darles un mejor servicio.

Al igual que no es lo mismo alguien que prefiere esperar a comprar el pan a 0,6€ que alguien que quiere comprar 1.000 barras, deberías también tratar a tus clientes de manera distinta.

Y esto se traduce en que igual tendrás que crear un producto o servicio más premium para aquellos que quieran ir más rápido, crear otro servicio relacionado para un determinado grupo de usuarios, o lo que cada caso requiera.

Aquí lo importante es simplemente observar qué es lo que están haciendo nuestros clientes: ¿Vemos comportamientos similares en clientes? ¿Podemos agruparlos? ¿Cómo podemos ayudarles todavía más?

Cada tipo de cliente hará un recorrido por nuestro producto, le dará un uso y por tanto solo tenemos que sentarnos, verlo y ofrecerles aquello que mejor les vaya a venir.

¿Sencillo no? ¿Pero cuántas veces tratamos a todos los clientes por igual? ¿Cuántas veces nos paramos simplemente a entender y empatizar con nuestros clientes?

sobre mi

Soy Michel Miró, apasionado del mundo startup. Me dedico a crear proyectos mediante SEO y compartir con otros emprendedores mi aprendizaje.

Deja un comentario