fbpx

Técnica: Foco a lo micro

Un modelo mental que me ha funcionado muy bien a lo largo de muchos años y que te recomiendo que uses, es el foco a lo micro.

¿En qué consiste exactamente?

Este es un modelo mental que se puede usar tanto para decisiones personales como empresariales, vamos a ver en qué consiste:

El modelo mental de foco a lo micro, consiste en accionar, consiste en avanzar, en dejar atrás grandes planes y poner el foco a lo micro, a la ejecución.

Foco a lo micro a nivel empresa

Este modelo mental aplicado a tu empresa, supone un cambio en la manera de hacer las cosas:

Supone por ejemplo pasar de objetivos como: «Tener una gran influencia en redes sociales» a «Realizar en redes sociales una publicación al día».

O «Vamos a mejorar la relación con nuestros prospectos» a «Vamos a enviar un mail semanal aportando valor a nuestros leads».

El foco a lo micro lo que busca es responder a la pregunta:

¿Cuál es la acción mínima que puedo hacer para avanzar en esa dirección?

Poner el foco a lo micro nos «vacuna» contra el inmovilismo y la procastinación, permite que avancemos, que se hagan nuevas cosas y fomenta la serendipia.

Cuando ponemos el foco en la tarea más pequeña para avanzar en esa dirección, ponemos acción en ese objetivo, es más importante empezar a caminar en una dirección, sobretodo si aún no la hemos explorado, que perder demasiado tiempo para tener un plan definido.

Foco a nivel personal

A nivel personal esto funciona igual, el foco a lo micro nos permite desarrollar nuevos hobbies, aprender nuevas habilidades profesionales, aprender más, estar más sanos...

Si por ejemplo queremos aumentar nuestro conocimiento sobre un tema, vamos a empezar por leer sobre el 15 minutos.

Si queremos sacar adelante un nuevo proyecto, dedícale 30 minutos todos los días.

Si quieres comer mejor, mejora levemente tus desayunos.

De foco a macro a foco a micro

Cambiar el foco de un gran objetivo al siguiente micro-paso nos permite avanzar en ese objetivo.

Y lo mejor de todo es que cada vez vamos más rápido, sobretodo cuando hacemos nuevas cosas, al principio es normal que vayamos mas lentos, pero a medida que vayamos avanzando iremos cogiendo inercia e iremos más rápidos.

Este marco mental no te será posible implementarlo de la noche a la mañana, pero conforme lo vayas usando y aplicando en tu día a día, cada vez formará más parte de tu manera de trabajar.

Se trata de cambiar de macro a micro-tareas, micro-objetivos, micro-metas… porque lejos de ir más lento, nos hacen avanzar más rápido, además de que nos permiten probar, iterar y mejorar.

¿Conoces un mejor camino para lograr un macro-objetivo?

sobre mi

Soy Michel Miró, apasionado del mundo startup. Me dedico a crear proyectos mediante SEO y compartir con otros emprendedores mi aprendizaje.

Deja un comentario