fbpx

Cómo mantener un hábito

En el post de hoy te voy dar 3 «trucos» que utilizo para mantener hábitos, que aparentemente son complicados de seguir, en mi caso tras no poder ni tocar el agua fría, llevo 3 meses realizando duchas de agua fría, si, por supuesto que no me gusta, pero tampoco me cuesta.

Implementar un hábito en tu día a día no es demasiado complicado, lo realmente difícil es mantenerlo durante días, meses o incluso años.

¿Cómo podemos hacerlo?

5 consejos para mantener hábitos

Estas son mis 5 recomendaciones:

Cuando implementes un hábito en tu día, ya sea mejorar tu alimentación, ir al gimnasio o ducharte con agua fría, es imprescindible que apuntes o tengas muy claro el por qué lo estás haciendo.

Este por qué será el que tire de ti cuando no tengas ganas de llevarlo acabo, ya que recuerda que la fuerza de voluntad se agota.

Si tienes claros los motivos, será mucho más fácil que ese hábito se mantenga en el tiempo, por ejemplo en mi caso los beneficios de ducharme con agua fría son: Tener una mayor vitalidad y empezar el día con más energía.

Otra recomendación es que definas un mínimo y un máximo, así si hay un día en el que no puedes hacer un determinado hábito, no pasa nada, esto significa que por ejemplo en vez de ponerte como hábito hacer 1 hora de deporte al día, te marques un intervalo de entre 10 a 60 minutos, siendo 60 minutos el óptimo, pero nunca haciendo menos de 10, pueden salir imprevistos, pero cumplir con 10 minutos es algo muy asequible.

También, es importante, al menos al principio monitorizar los hábitos, sobretodo si todavía no los has implementado, bajo mi experiencia, para implementar varios hábitos necesitarás varios meses, nada de 21 días, por lo que una simple monitorización te ayudará a ir incorporándolos en tu día a día.

La agrupación de hábitos es otra técnica muy potente, si ya tengo 5 hábitos por la mañana esto forma una rutina, será más fácil incorporar un hábito en una rutina que crear un nuevo espacio para ellos.

El apalancamiento externo es también otra técnica muy potente, si no me apetece ir al gimnasio puedo ir con un amigo y que este me ayude a ir, bajo mi experiencia es importante que haya una motivación interna, un motivo por el que lo quieras hacer, y este apalancamiento externo realmente lo utilices en pocas ocasiones, ya que sino no será adherente y lo acabarás dejando.

Por último quiero dejarte con un consejo extra y es que ese hábito sea adherente, es decir que requiera poca fuerza de voluntad y se aplique bien a tu día a día, cuanto más adherencia tenga un hábito durante más tiempo lo podrás raelizar.

sobre mi

Soy Michel Miró, apasionado del mundo startup. Me dedico a crear proyectos mediante SEO y compartir con otros emprendedores mi aprendizaje.

Deja un comentario